sábado, 6 de julio de 2019

Escritores esquivos


Al igual que sucede en todas las profesiones que se ejercen, depende de la persona ejerciente el modo de llevarla a cabo. Así, encontramos a gente dedicada a su labor en cuerpo y alma, y gente que simplemente cumple con el expediente de la forma más cómoda y menos comprometida posible. Además, hay personas que separan totalmente su vida privada de su vida laboral, y gente que mezcla ambas de forma que su tiempo libre se llena con situaciones y compañeros laborales. Sería una tarea descomunal hacer un listado de las diferentes maneras en las que cada uno afronta su profesión.

Pero, como sospechas, la profesión que nos interesa en esta página es la dedicada a producir textos literarios, y en ella nos vamos a centrar. Dado que es una profesión peculiar, de cara al público, suele tener una serie de añadidos a la tarea de encerrarse ante un ordenador, máquina de escribir o pluma para desarrollar su talento. Así, las interminables promociones de los lanzamientos literarios ocupan meses de los escritores más o menos renombrados.

domingo, 23 de junio de 2019

"El cartero de Neruda", de Antonio Skármeta


Puede resultar extraño comenzar la reseña de un libro haciendo referencia a la película que se rodó en base a éste. Sin embargo, mentiría si no mencionase que tanto la decisión de leer el libro como la lectura en sí vino influenciada por haber visto el largometraje (no homónimo, como veremos más adelante) hace ya un cuarto de siglo. El argumento, como probablemente recordarás, se basaba a grandes rasgos en un cartero que entablaba relación con el poeta chileno Pablo Neruda y se valía de su amistad para lograr el amor de la bella Beatriz, cantinera de su pueblo.

Dicha película tuvo un notable éxito en aquella temporada de 1994 y concurren en ella varias curiosidades: la más notable es que el protagonista del filme, Massimo Troisi, padecía problemas cardíacos que requerían una intervención quirúrgica. Debido al rodaje de la película, Troisi decidió posponer dicha cirugía hasta finalizar el mismo. Pues bien, al día siguiente de terminar el trabajo, Troisi sufrió una insuficiencia cardíaca que acabó con su vida. Recibió una nominación al Oscar de la Academia al mejor Actor de forma póstuma por esta película.

jueves, 20 de junio de 2019

"Del color de la leche", de Nell Leyshon


En una remota y aislada granja de la campiña inglesa vive nuestra protagonista. Estamos en el primer tercio del Siglo XIX y, junto a ella, viven sus tres hermanas, padres y un abuelo cuyas piernas ya no le permiten ponerse en pie. En dicho entorno cada día es una tremenda e incansable lucha, en la que todos han de trabajar de sol a sol. Cada una de las agotadoras tareas que emprenden los miembros de esta familia es sucedida por otra y otra, a cada cual más dura. Además, la estricta forma de ser del padre (que lamenta no haber tenido hijos varones) y la madre de las niñas hace que el ambiente sea casi irrespirable.

A pesar de ello, la vida que lleva nuestra protagonista es la única que conoce, y su mundo se reduce a los campos en los que trabaja y el espacio que separa la iglesia del pueblo de la granja. La lucha diaria que supone dar esquinazo al hambre se vería perturbada en caso de que faltase un miembro de la familia, ya que los demás deberían sumar a su propio trabajo el que deja de hacer esa persona.

sábado, 15 de junio de 2019

"La trenza", de Laetitia Colombani


Según el diccionario de la R.A.E. una trenza es un “conjunto de tres ramales que se entretejen, cruzándolos alternativamente.” Hay títulos que nos sugieren el contenido de una novela, y éste se puede considerar uno de ellos.

En “La trenza”  nos son presentadas tres historias que se entretejen, cada una de ellas con un personaje (femenino) y un escenario muy diferente, cruzándose alternativamente desde el inicio hasta el final. Smita es una joven india que pertenece a la casta de los intocables o “dalit”, a la que pertenece una de cada seis personas en su país (en total unos 170 millones). Los dalit se ocupan de los trabajos menos agradables, y sus descendientes heredan esos trabajos y esa casta, lo que los obliga desde que nacen a estar en la parte más baja de la sociedad.

domingo, 2 de junio de 2019

"Llenos de vida", de John Fante


Aunque no es lo habitual y aunque en esta página ya hemos visitado su obra más conocida (“Pregúntale al polvo”), vamos a comenzar esta reseña dando unas pinceladas de la peculiar vida del autor, John Fante. Nacido en el seno de una familia de emigrantes italianos, Fante tuvo una infancia llena de penurias en la que, a pesar de ello, en el instituto vieron el talento que tenía para escribir. Animado por una de sus profesoras, el adolescente John escribió relatos cortos y a enviarlos a diversas publicaciones con la esperanza de que fuesen publicadas.

Afortunadamente, algunos de esos relatos lograron su objetivo, y ello le proporcionó por un lado unos cheques con un puñado de dólares que le venían muy bien, y por otro el empujoncito que necesitaba para intentar explotar su don. Entre relatos y novelas de poco éxito fue labrando una carrera llena de penurias económicas que tuvo gran influencia en su propia obra: Bandini, su personaje más conocido y protagonista de una tetralogía de novelas, es un mal disimulado Alter ego de John Fante.

domingo, 19 de mayo de 2019

"Recuerdos durmientes", de Patrick Modiano


El protagonista de esta historia es un hombre que ha sobrepasado la madurez y que  intenta reconstruir parte de su pasado con retales que va recolectando de su memoria. Para ello utiliza sensaciones casi olvidadas, nombres que quedaron difuminados en sus recuerdos y fotografías agrietadas acompañadas de ajadas notas que tienen más de cinco décadas.

Hemos de tener en cuenta que ese hombre, nuestro protagonista, no es otro que el propio autor del libro. Patrick Modiano nos coloca desde las primeras páginas en la década de los sesenta del siglo pasado en un París que nos resulta efervescente, y concretamente en un barrio, el de de Montmartre, que parece ser un personaje más de la narración. Quizás sería más acertado puntualizar un poco este último dato y definirlo como un hogar en sí,  en el que las calles se sienten más propias y acogedoras  que un piso o una impersonal habitación de hotel, que son las moradas de los personajes que nos son presentados.

domingo, 17 de marzo de 2019

Esa palabra


Al igual que le pasaba cada vez que tenía un espejo delante, Alberto se preguntaba quién era esa persona que se mostraba ante él: escudriñaba la piel profundamente arrugada, que parecía querer mostrar cada una de las muchas veces que había sido quemada por el sol; los pocos cabellos que conservaba más arriba de su frente aparecían en un tono capaz de mezclar el color blanco, el gris y el amarillento; la nariz parecía haber sido extraída de un rostro de un tamaño mucho mayor y puesta ahí sin mucho tino. Además, la inexpresividad de unos ojos que hacía mucho habían comenzado a transparentar se veía eclipsada por unas cejas excesivamente pobladas y desordenadas.

Como cada día, en ese instante solía brotar en él un desasosiego que se volvía cada vez más intenso al ir a un ritmo lento dándose cuenta de que cada gesto que veía en ese espejo respondía a uno de sus movimientos, y la sospecha de que era su propia imagen se hacía más evidente. La confirmación se dio al comprobar que la sensación de que algo se deslizaba por su rostro concordaba con lo que veía en el espejo: un hilo de saliva descendía desde la comisura de sus labios hasta casi su barbilla.