domingo, 10 de diciembre de 2017

"Madame Bovary", de Gustave Flaubert

Charles Bovary es un joven y prometedor médico que intenta labrarse un plácido futuro en la comarca de Tostes, en la Francia del siglo XIX. Charles es, además, un prematuro viudo. Hace no mucho tiempo se casó con una (a su vez) viuda unos años mayor que él tras los ruegos de su propia madre, y resultó ser una mujer con la que no tenía nada en común y que no despertaba ningún sentimiento positivo en él. 

Acompañando a Charles vamos conociendo con un realismo fuera de lo común (y que sentó precedentes desde su publicación) la vida en la época y el lugar, conoceremos con detalle las costumbres y diferentes situaciones que se daban en dicha sociedad. En una de sus habituales salidas a atender urgencias a pueblos cercanos o a granjas un poco más alejadas, Charles visita al infortunado señor Roualt, que tras una caída sufre la fractura de una de sus piernas, herida que amenaza con llevarlo a la ruina si no es convenientemente curada.

viernes, 8 de diciembre de 2017

"El libro de las ilusiones", de Paul Auster

El libro comienza con el reconocido profesor universitario David Zimmer que, tras perder a su esposa e hijos en un accidente aéreo, ha perdido también prácticamente cualquier lazo que le una a la vida. Su existencia se ha transformado en una sucesión de días en los que una botella de whisky es su única compañía. Cuando ya ha perdido cualquier atibo de esperanza de salir de esa situación, y en medio de una ensoñación que hace meses es su estado habitual hay un hecho que cambiará su vida para siempre: una sonrisa se ha dibujado en sus labios.

El culpable de que esa sonrisa se haya producido es el actor de cine mudo Hector Mann, protagonista de la película que en esos momentos se está emitiendo en su pantalla. David, gracias a esa sonrisa, descubre que no todo está acabado en su vida, que hay algo por lo que luchar.

domingo, 3 de diciembre de 2017

"Yo antes de ti", de Jojo Moyes

En esta novela se nos presentan a dos personajes que serán los que lleven la voz protagonista de la narración: por un lado está Louisa Clark, una peculiar joven que acaba de perder el empleo en el que tan cómoda se encontró en los últimos años, ya que la cafetería en la que atiende a los clientes echa el cierre por la inauguración de una franquicia que decanta la balanza hacia el lado negativo. Louisa se encuentra en una situación complicada, ya que su familia depende en gran medida de su sueldo para ir sorteando las curvas de la vida.

Por otro lado conocemos a Will Trainor, un exitoso joven que posee todo lo que un joven puede desear, y con una vida espléndida en su punto de mira, que se ve truncada por un accidente. A raíz de dicho accidente Will pasará su vida sobre una silla de ruedas. El shock que le produce hace que el joven se convierta en un ser huraño y con poco apego a las personas que tiene alrededor. Además ha de tener cuidados especiales cada momento del día, de lo que se encargan Nathan (un enfermero que se encarga de los cuidados médicos) y otra persona que se ocupa del resto de necesidades.

domingo, 19 de noviembre de 2017

"Algo parecido al verdadero amor", de Cristina Petit

Clémentine es una joven inquieta y soñadora que vive en París, y que está sufriendo una etapa en su vida en la que las dudas ganan terreno a la seguridad. Tras heredar por parte de una tía fallecida con la que apenas había tenido contacto un piso, decide trasladarse a vivir allí. Con ella asistiremos a cómo va formando poco a poco su nuevo hogar, en el incomparable marco del típico y antiguo piso de la Ciudad de la Luz. Además, pronto se sentirá parte de una especie de familia que forman los diferentes vecinos que ocupan el edificio en el que está situado.

En la historia de Clémentine tiene una importancia básica la Literatura: por un lado su nuevo hogar está destinado a que sus paredes, cubiertas de estanterías, estén ocupadas por centenares de libros. Por otro lado, el hallazgo de un libro antiguo en un estante que se encontraba ahí antes de su mudanza hará que tenga que entrar en contacto con Albert, el propietario de ese ejemplar que resulta ser muy importante para el joven. Además, nuestra simpática y decidida protagonista pone todos sus sentidos en desarrollar una nueva profesión u ocupación que tiene mucho de vocación y que que ella llama Libroterapia, y que consiste en escuchar a personas con dificultades de relación (en su mayor parte niños) y recomendarles lecturas que pueden ayudarles a expulsar sus sentimientos negativos.

miércoles, 15 de noviembre de 2017

Relatos sin nombre II

Dicen que no has de llevar el trabajo a tu casa, y en mi caso es la única manera de poder sobrevivir a ello. Lo supe desde el primer día en el que inicié mi tarea, hace ya casi dieciocho años. Recuerdo el miedo, el pavor que tenía ese primer día y la escalofriante impresión que sufrí al salir desde la zona de vestuarios hasta el vestíbulo, donde debía esperar durante unos minutos a la persona que me iba a enseñar el oficio. Un oficio que nadie desea.

Desde entonces, desde el sin duda peor día de mi vida, han pasado muchas cosas. He aprendido a poner una barrera infranqueable entre mi trabajo y mi vida privada. Una vez termina mi jornada me doy una intensa y curativa ducha, en la que inconscientemente siento que me despojo de cualquier contacto con lo que he hecho durante el día. Me suelto el pelo, me miro al espejo, respiro hondo y sonrío desde lo más profundo de mi alma; sonrío a mi suerte, sonrío a ese día, sonrío a la vida. Me convierto, por fin, en la vecina del tercero. Una mujer como otra cualquiera que vuelve de su trabajo, que puede reír, que puede llorar, que puede permitirse hablar de lo que le apetezca. Una mujer normal, y no la directora de un tanatorio.

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Relatos sin nombre I

ÉL. Una repentina sensación de quemazón hizo que abandonase la especie de ensoñación en la que se encontraba. Instintivamente arrojó lo que quedaba de cigarrillo entre sus dedos y observó la caída hasta que la luz que rompía la oscuridad de la noche se quebró en infinidad de puntos al chocar contra el asfalto. El humo del tabaco había irritado un poco más sus ojos, que hacía días que sufrían las consecuencias del maldito insomnio que le ataba tantas horas a esa ventana.

La vuelta a la realidad fue un proceso pausado en el que fueron apareciendo los pensamientos que se agolpaban en su mente uno a uno, y de una manera mucho más nítida. Así, el pasado iba tomando forma con unos colores mucho más brillantes que el presente y, por supuesto, que el futuro. Cada pocos segundos su cabeza se giraba instintivamente hacia la rotonda que se encontraba a su derecha, en un gesto que odiaba internamente pero que no le era posible evitar de ninguna manera.

sábado, 28 de octubre de 2017

"La dama de las camelias", de Alejandro Dumas (hijo)

El narrador de esta novela (del que no conoceremos el nombre) nos lleva de la mano a la subasta de los objetos de una vivienda de una mujer recientemente fallecida. Acude a ese piso, como la mayor parte de los visitantes, simplemente para saciar su curiosidad. Sin embargo, por un impulso, y para satisfacer su necesidad de poseer algo que perteneció a la (conocida) difunta, paga una cantidad desorbitada por uno de sus libros ("Manon Lescaut"), en el que se encuentra una dedicatoria firmada por un tal Armando Duval.

Ese libro se convertirá en la excusa perfecta para que conozcamos con todo lujo de detalles la trama de la novela, ya que el propio Armando Duval acude en medio de una enorme agitación días después a solicitar la entrega de dicho libro. Armando es el amante, el amor, de la protagonista del libro, del personaje que da título a la obra.