domingo, 21 de febrero de 2016

"Viento del este, viento del oeste", de Pearl S. Buck

Kwei-Lan es una joven perteneciente a una adinerada familia china de principios del siglo pasado. Como es tradición en su país, Kwei-Lan es prometida desde prácticamente su nacimiento con el hijo de otra familia de similares características. A pesar de nunca haberse visto,  Kwei-Lan fue educada siguiendo a rajatabla los preceptos de la tradición milenaria en cuanto a centrar su vida en cumplir de la mejor manera todos los deseos de su esposo. De hecho, para ella el momento de entregarse en matrimonio será uno de los más felices de su vida.

Sin embargo, el futuro marido de Kwei-Lan recibió una educación diferente a la que no tuvieron acceso sus padres: se licenció en Medicina Occidental, con lo que la aceptación de las costumbres chinas es menor de lo habitual. De hecho, la intención de este joven es no aceptar el matrimonio con Kwei-Lan, lo que supondría para ella la peor de sus pesadillas y la mayor afrenta que  su familia podría sufrir.

Incapaz de provocar todos esos inconvenientes, finalmente decide que el matrimonio se celebrará, con lo que asistiremos a un choque de culturas que no dejará indiferente a nadie. Kwei-Lan le cuenta a su hermana menor (y a nosotros) lo que va sucediendo y lo que siente en cada momento, con lo que descubrimos un personaje ingenuo, con un corazón y una sensibilidad fuera de lo común, capaz de hacernos sentir cómo vive tradiciones que, por poco conocidas, resultan estar lejos de ser comprendidas. Por ejemplo, vivimos cómo para ella resulta incomprensible que  su marido prefiera que deje de vendar sus pies por salud, un símbolo para ella de distinción por poseer los pies más pequeños de sus conocidas (los conocidos pies de loto)  y “que prefiera los pies grandes de una vulgar campesina”.

También con Kwei-Lan seremos capaces de vivir la extrañeza que suponen para ella aspectos de la cultura occidental, y la lenta aceptación que se produce entre ambas culturas, lo que la autora escenifica en el propio título del libro.  Además del casi fallido  matrimonio de esta joven pareja, la familia de Kwei-Lan sufre otro revés,  para ellos sin duda inasumible, y es que el primogénito y heredero de la tradición y de la única forma de vida que conocen, decide romper el compromiso que le habían asignado desde pequeño y casarse con una mujer estadounidense.

Pearl Comfort Syndenstricker Buck (Pearls S. Buck) fue una de las primeras mujeres que resultaron galardonadas con el Premio Nobel de Literatura (1938).  Nacida en Estados Unidos, pasó gran parte de su vida en China, lo que se vio reflejada en su obra. Desde ésta, su primera novela (publicada en 1930), Pearl S. Buck nos ofrece una visión amable y preciosista de las tradiciones chinas, con unas descripciones memorables y emotivas, relatadas con una sensibilidad  fuera de lo común y que nos otorgan una lectura amable y sencilla.


“Viento del este, viento del oeste” es una novela corta, pero en sus páginas vivimos emociones intensas, y partes realmente emotivas, como aquélla en la que nuestra protagonista describe lo que siente al descubrir que su hijo crece en su interior.  Sin duda es un libro fácil de leer y, aunque no tendremos sorpresas en sus páginas, creo que la mayoría de los lectores quedarán con un buen sabor de boca al terminar este libro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario