miércoles, 18 de julio de 2018

"A la caza del amor", de Nancy Mitford


En la sociedad británica de los años 30 del siglo pasado había sitio para muchas clases sociales, en los que la familia de origen marcaba el ámbito en el que se iba a desarrollar la vida de una persona. En el libro que nos ocupa hoy, hablaremos de la peculiar familia Radlett. Se mueven a caballo (y en cacerías a caballo) entre la alta sociedad en el campo en el que se encuentra su vivienda de Alconleigh y alguna temporada en la ciudad londinense.

La voz que nos presenta a esta familia es la de la niña Fanny, y ella será la que nos muestre las piezas del puzzle que la forman: el peculiar, malhumorado y muy excéntrico (y peligroso) tío Mathew, su esposa Sadie y sus siete hijos, que conviven  con Fanny. Fanny vive con esta familia ya que su propia madre tiene una vida un tanto despreocupada y que se consideraba escandalosa en su época y prefiere que la niña tenga la estabilidad de vivir en una sola vivienda con una enseñanza en teoría más tradicional.





Entre los hijos de esta familia hemos de destacar a Linda, que pronto nos daremos cuenta de que se trata de la protagonista de nuestro libro. Fanny nos cuenta con todo lujo de detalles todos los pormenores de su adolescencia y, además, de cada uno de los amores por los que Linda lo deja todo. A pesar de la admiración que Fanny siente por Linda, el lector apreciará lo vano de las relaciones que mantiene la joven, de lo idealista que es y la infelicidad que le acompañará toda la vida.

La narración de esta novela está en todo momento retocada con pinceladas del lacónico humor inglés, que logrará sacarnos alguna sonrisa con las excentricidades (sobre todo del tío Mathew) que nos son descritas y que, sin duda, están basadas en vivencias personales de la autora. Y es que la autora, Nancy Mitford, hija de un barón, vivió rodeada toda su vida del ambiente que llevó a los libros, y que la hicieron una notoria novelista. Es una de las famosas Hermanas Mitford, un grupo que incluía entre ellas activistas antifascistas, además de una amiga personal de Hitler y otra hermana que se casó con un líder fascista británico.

En cuanto a la lectura, es una novela ligera (tal y como la esperaba). Me decidí a comenzar su lectura debido a la fama de contar con numerosos toques de humor, pero entre las páginas de "A la caza del amor" encontré menos humor del esperado. Además, he de señalar que la falta de empatía que sentí con la protagonista (Linda) me hizo involucrarme de forma muy débil en la lectura, lo que me impidió llegar a disfrutarla del todo. En definitiva, un libro que no me arrepiento de haber leído pero que no me dejará huella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario