domingo, 30 de agosto de 2015

"Charlotte", de David Foenkinos

Charlotte Salomon fue una pintora alemana nacida en 1917 y fallecida en 1943. La autora consiguió plasmar su personalidad intensa en sus obras, y gracias a varias exposiciones organizadas por su padre y su madrastra varias décadas después de su muerte consiguió cierto reconocimiento. Sin embargo, ese reconocimiento se fue apagando poco a poco hasta adquirir un papel residual en los libros de historia.

De ahí viene a intentar rescatarla el autor francés David Foenkinos, escritor que disfruta desde hace varios años de un cómodo éxito de ventas. El interés casi obsesivo que sintió por la vida de Charlotte al conocer su obra le obligó a iniciar un proceso de investigación para recopilar datos que pudiesen formar una biografía de su admirada pintora y persona, datos que en su mayoría extrajo de la obra "¿Vida? ¿O teatro?", una mezcla de ilustraciones, escritos y música escritos por Salomon de forma autobiográfica.


Tras ocho años de notas y reescrituras, visitas a diferentes lugares que fueron fundamentales en la vida de la joven pintora y charlas con supervivientes que podían aportar algún dato, Foenkinos decidió publicar este sentido homenaje a su figura, una biografía contada de una manera muy particular. Y es que de la mano de los trazos que va dibujando el autor, con frases cortas en las que el protagonista es el punto y aparte, y una inacablable sucesión de éstos, vamos viviendo cada una de las facetas de la personalidad de Charlotte.

Como si se tratase del cuadro que ilustra la portada del libro, cada frase se convierte en una pincelada sencilla, que va dando forma a la vida de esta mujer, y con cada pincelada nos adentramos en la mente de una persona con una sensibilidad fuera de lo común. Una sensibilidad que hubo de sufrir como losas una sobre otra diversas muertes trágicas, que marcan en ella una extraña relación con el suicidio, que la persigue de cerca, e incluso la persiguió tras su muerte. Además, como muchos de vosotros sabréis, su origen judío hizo que tuviese una vida alejada de lo ideal, y que iniciase una huida intentando escapar de un destino al que no logró evitar.

A veces el  lanzamiento de un libro y su consiguiente campaña publicitaria en los medios  de comunicación son capaces de despertar el interés por leerlo. Sin embargo, una vez consumida esa campaña y enfriado el ardor con el que irrumpe en nuestras vidas, en ocasiones la emoción por la historia se ve enfriado y en otras ocasiones persiste.

Desde el primer momento, el lanzamiento de “Charlotte” por parte de David Foenkinos en nuestro país despertó mi interés. Un autor al que no conocía más que por ver varios sus libros entre las estanterías de los más vendidos en los últimos años, pero que nunca me había llamado la atención. El ver una entrevista en el impagable programa de televisión “Página 2” y gracias a esa entrevista el apasionamiento con el que defendía la figura y la obra de Charlotte Salomon me hizo ver al autor con diferentes ojos.

Además, el poder adentrarse en la obra de la (hasta ahora para mí como para la mayoría de nosotros) desconocida pintora me hizo tomar mucho más interés en la figura de una persona con una vida interior tan desarrollada como se observa en cada uno de sus cuadros.


Tras unos meses de “enfriar” la emoción inicial (lo suelo hacer para valorar la obra en una medida un poco más cercana a la realidad) me decidí tras varias recomendaciones de lectores con cuyos gustos me siento identificado. Y gracias a ello he descubierto una lectura que será difícil de olvidar, tanto por la original, extraña y atractiva forma de ser contada, como por lo que representa, la exaltación  de la obra, la personalidad y la vida de una persona excepcional, que no merece ser olvidada.

2 comentarios: