domingo, 23 de noviembre de 2014

"Novela de ajedrez", de Stefan Zweig

La trama de esta novela corta se desarrolla en una apacible travesía marítima entre Nueva York y Buenos Aires en los años centrales de la Segunda Guerra Mundial. En el barco en el que viaja nuestra historia conoceremos con detalle los pormenores de la vida de Mirko Czentovic,  un campeón del mundo de ajedrez con escasas habilidades sociales, que aprovecha el viaje para retar a los pasajeros a partidas simultáneas con las que consigue aumentar sus ingresos. 

Gracias a  las palabras de nuestro desconocido narrador, observaremos cómo se despliega la soberbia que suele utilizar (quizás a modo de escudo) el antipático Mirko, e incluso tendremos la ocasión de jugar una partida contra él, gracias al interés del millonario (aunque poco hábil ajedrecista) norteamericano McConnor.


También tendremos ocasión de conocer al misterioso señor B., un enigmático personaje capaz de poner en apuros nada menos que al campeón mundial, que incluso logra despertar el interés del huraño Czentovic, y forzarlo a desplegar todos sus sentidos en la batalla ajedrecista que se produce entre ambos.


Las anteriores líneas se refieren exclusivamente al argumento de la novela, pero, a mi modo de ver, el mismo es uno de los aspectos menos relevantes del libro. Como suele suceder con la mayor parte de los grandes escritores, Zweig se sirve de un argumento sencillo para desarrollar su tremendo talento, describiendo con brillantez el proceso de deterioro psicológico que hubo de sufrir el señor B.,  así como los diferentes matices que puede presentar una obsesión.

El autor austríaco nos brinda en su último trabajo antes de su muerte una excelente muestra de la capacidad que poseía para describir sentimientos, emociones, y una crítica frontal al régimen nazi, capaz de aniquilar psicológicamente a las personas, un proceso que sufrió el propio autor, y que terminó en la desesperación que provocó su suicidio. (puedes consultar aquí la biografía de Stefan Zweig)


En cuanto a mi opinión, es difícil expresar la admiración que me produce el talento e inteligencia que poseía Zweig, capaz de lograr en unas pocas páginas lo que otros autores anhelan lograr en toda su carrera, tanto en ésta como en otras de sus novelas (reseña de "Carta de una desconocida"). Por decirlo en pocas palabras, creo que Stefan Zweig y “Novela de ajedrez” son autor y libro que convierten al lector en un mejor lector, y convierten la lectura en un proceso de reflexión. En definitiva, un libro que hay que leer.

4 comentarios:

  1. Lo poco que he leído hasta el momento de Zweig me ha encantado. Este que nos traes, puede ser un argumento que me atraiga, me lo apunto sin duda. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que no te decepciona. Gracias por la visita!
      Beso!

      Eliminar
  2. Lo leí hace años y me encantó, la verdad es que todo lo que he leído de este hombre me ha gustado mucho =)

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasa lo mismo, era un autor genial. Besos!!

      Eliminar