sábado, 4 de enero de 2014

"El amor no es un verso libre", de Susana Fortes

En  1935  la  joven  norteamericana  Kate  Moore  llega  a  Madrid  con  la intención  de  completar  sus  estudios  en  una tierra que siempre le pareció apasionante  gracias  a  la  rica  obra  literaria que aprecia como propia. Sin embargo,  la  inestabilidad  política  sufrida  en  la  sociedad  republicana de entonces  hará  que  dicho viaje  se  convierta  en  uno  de  los  puntos  más decisivos de su vida.

Se aloja en la efervescente Residencia de Estudiantes, y pronto comienza a vivir en primera persona lo mejor del mundillo cultural de la época. De la mano del profesor Díaz-Ugarte, conoce a poetas, músicos, prometedores estudiantes y personajes de la más alta clase social de la sociedad española.


A través de ellos, Kate y el profesor Díaz-Ugarte, conoceremos también las inquietudes políticas de la España que, en esas fechas, se estaba resquebrajando en dos, y lo veremos con total claridad gracias a que la autora, Susana Fortes, adorna la trama mezclando personajes reales con los ideados para esta novela.


Además, la estrecha relación que ambos tuvieron desde un primer momento, se va convirtiendo en una atracción que paso a paso va coqueteando con transformarse en una relación amorosa que, en el caso del profesor, tendría tintes complejos, ya que se trata de un conocido miembro de una sociedad profundamente católica. Además, el haber contraído matrimonio con la hija de un importante y siniestro personaje, convertiría un posible adulterio en una aventura peligrosa.


Con todas estas premisas, la aparición en extrañas circunstancias del cadáver de uno de los estudiantes de la Residencia nos zambulle en una trama política compleja, y convierte la trama en un thriller en el que nuestros protagonistas van descubriendo y sufriendo en primera persona las sombras de una sociedad complicada, sumida completamente en una corrosiva y fuertemente arraigada corrupción, que probablemente todavía no nos ha abandonado.


Contada con un estilo ágil y tremendamente descriptivo, con buena parte de diálogos entre sus páginas, el libro tiene un inicio prometedor que se une al interesante argumento. Sin embargo, al menos en mi caso, aún siendo una lectura amena, me da la sensación de que la trama da ciertos pasos en falso que desvirtúan el argumento, lo que sumado al escaso número de páginas me ha dejado sintiendo que tanto el estilo como  el escenario físico como el espacio temporal merecían un desarrollo algo más sólido y una mayor extensión propiciaría más claridad a lo contado.


En definitiva, Susana Fortes tiene una forma de escribir muy personal y muy ligera, en muchas ocasiones atractiva, que la convierten en una escritora a seguir, y que llena las páginas de este libro, aunque nos deje un regusto agridulce por lo que podría haber sido.


Agradezco a la Editorial Suma de Letras (http://www.sumadeletras.com/es/) el haberme proporcionado este ejemplar.


La reseña también se encuentra publicada en Momentos de Silencio Compartido.

6 comentarios:

  1. Gran reseña, como siempre Daniel, me encanta el argumento, pero si tú dices que le faltan páginas y desarrollo por algo será, intentaré hacerme con ella para leerla, me ha picado la curiosidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me resultó interesante al principio y entretenido sin más al final.. no es mala lectura, pero es una lástima.. Gracias por la visita!!

      Eliminar
  2. Tu reseña no termina de animarme para leer este libro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está bien entre lecturas de más peso.. simplemente...

      Eliminar
  3. Pues creo que lo dejo pasar...

    Besotes

    ResponderEliminar
  4. Si no te convence... hay miles de libros esperando que seguro que te gustan... yo haría lo mismo...

    ResponderEliminar