miércoles, 4 de diciembre de 2013

"Los años de peregrinación del chico sin color", de Haruki Murakami.

Tsukuru Tazaki siente pasión desde la adolescencia por el mundo de los trenes y las estaciones de tren. De hecho, una de sus aficiones es sentarse durante horas en una de ellas a observar el tránsito ferroviario y también el tránsito humano. A sus 36 años se dedica en cierto modo a su profesión vocacional, ya que, tras haberse diplomado en Arquitectura, lleva años diseñando estaciones de tren en la capital nipona.

Tsukuru es un hombre altamente reservado, y, de hecho, le es difícil entablar relaciones con cualquier otra persona.  Lleva una vida monótona y solitaria, con predominación de las  sombras sobre las luces.

El conocer a Sara (una mujer un par de años mayor que él), y concretamente el sentirse atraído por ella supone un punto de inflexión en su existencia. A partir de ese momento comienza a indagar en su pasado, y  llegará a descubrir cuáles fueron los momentos más trascendentes, los que le llevaron a convertirse en la persona que es.



A través de los recuerdos de Tsukuru conoceremos a su pandilla, dos chicos y dos chicas con los que llegó a sentirse plenamente identificado hace ya bastantes años. El nombre japonés de sus cuatro amigos hace referencia a diferentes colores (rojo, azul, blanco, negro). Sin embargo, el nombre de Tsukuru no es posible ligarlo a uno de ellos (se traduciría como "el que construye"), lo que le hizo sentir desgraciado y desplazado dentro del grupo, como “el chico sin color” al que se refiere el título del libro.

Gracias a las provechosas conversaciones que mantiene con Sara, tomará conciencia del daño que le hizo el haber perdido el contacto con sus amigos (cortado bruscamente por ellos), y le hará emprender un viaje en el tiempo (a su adolescencia) y en el espacio (su antigua ciudad de Nagoya y una visita a Finlandia), en busca de respuestas a las preguntas que lo atormentan.

El lector habitual de Murakami seguramente observará en Tsukuru un buen ejemplo del típico personaje protagonista de sus novelas: un tipo solitario, sin grandes habilidades, que se lanza en una búsqueda en su interior en la que nos mostrará los pasajes más oscuros de su psique. Además, el lector murakamista también encontrará coincidencias con otros temas recurrentes del autor japonés: estaciones de tren, sueños/pesadillas que inciden directamente en la trama y se entrelazan con la realidad, una melodía presente durante todo el libro, y ese viaje que busca cerrar heridas abiertas en la adolescencia.

Con todo ello estamos ante un libro de Haruki Murakami, y por lo tanto de la forma en la que este autor entiende la escritura.

Sin embargo, me atrevería a decir que este libro pertenece un poco menos al mundo Murakami (al igual que "After Dark" del que puedes leer la reseña aquí) que la mayoría de sus libros. El personaje de Tsukuru lleva las riendas del argumento, pero el resto de personajes no son descritos con la meticulosidad a la que nos tiene acostumbrados el célebre escritor japonés. Además, el escenario más reconocible de Murakami, ese mundo onírico en el que se confunde realidad y ¿contra?-realidad, tiene una incidencia mínima.

Me acompañó la sensación durante la lectura de que no llegó a emplear la intensidad con la que suele escribir, tal vez con la intención de hacer más digerible la lectura a nuevos lectores. Es una impresión subjetiva, evidentemente, pero es cierto que eché de menos esa atmósfera intensa hasta el último tercio del libro.



Por ello, en mi opinión no es uno de los libros que se le vendrá a la mente al lector habitual de Murakami como una de sus novelas más representativas, pero sí es una estupenda oportunidad para abrir las puertas a nuevos lectores, que puedan familiarizarse con su forma de escribir.

6 comentarios:

  1. Yo tengo pensado leer estas navidades mi primer libro de Murakami, no he leído del autor hasta ahora, pero no por falta de ganas, me anoto éste como posible lectura para conocer mejor al autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me parece una buena elección... un libro corto y no demasiado denso... Si no conectas con éste libro, ni lo intentes con los más extensos.. Gracias por la visita!!

      Eliminar
    2. Sí... es un autor que ofrece dudas...

      Eliminar
  2. Tengo que ponerme con el autor, no sé por cuál empezar, pero lo dicho...

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo en tu lugar empezaría por "After dark"... es similar a un guión cinematográfico...

      Eliminar