domingo, 27 de octubre de 2013

"Carta de una desconocida", de Stefan Zweig.

Al regresar de uno de sus numerosos y rutinarios viajes, en este caso una excursión por la montaña, un exitoso escritor (R.) se dispone a tomarse un respiro en su domicilio y a consultar las llamadas telefónicas y el correo que ha recibido durante su ausencia.

En la bandeja de cartas presentada por su criado, descarta una de ellas por su excesivo volumen. Sin embargo, al volver a revisarlas, se siente intrigado e impulsado a leerla. Finalmente, tras alguna duda sobre si es el auténtico destinatario, y tras comprobar que carece de remitente, decide sumergirse en ella.

En la parte superior de la carta, y utilizada a modo de presentación, se encuentra con la frase:

“A ti, que nunca me has conocido”.

Lo que lee a continuación es un desgarrador relato de amor, una tardía confesión de la obsesión que una mujer declara haber sentido por él desde el primer momento en que lo vio.


"Sólo quiero hablar contigo, decírtelo todo por primera vez. Tendrías que conocer toda mi vida, que siempre fue la tuya aunque nunca lo supiste. Pero sólo tú conocerás mi secreto, cuando esté muerta y ya no tengas que darme una respuesta; cuando esto que ahora me sacude con escalofríos sea de verdad el final. En el caso de que siguiera viviendo, rompería esta carta y continuaría en silencio, igual que siempre. Si sostienes esta carta en tus manos, sabrás que una muerta te está explicando aquí su vida, una vida que fue siempre la tuya desde la primera hasta la última hora."

Con ello el (probablemente no valorado en su justa medida) escritor austríaco Stefan Zweig despliega ante nosotros un ejemplar relato (corto, cortísimo relato) en el que da una buena muestra de su capacidad para plasmar sentimientos. La intensidad que era capaz de expresar Zweig era probablemente inferior a la intensidad de sus propios sentimientos, como parece indicar el hecho de que terminase su vida en un suicidio conjunto con su compañera sentimental. (enlace a la entrada "El escritor y el suicidio" en este mismo blog)

Es difícil no sentirse conmovido con lo narrado por la remitente muestra en sus páginas, y aún dejando poco espacio a la sorpresa,  despierta en el lector un desasosiego que sólo los grandes relatos son capaces de conseguir.

Así, asistiremos al nacimiento de un amor platónico, que probablemente nos hará sentir identificados con algún momento de nuestra adolescencia. Con el transcurrir del relato, veremos cómo ese amor se va convirtiendo paulatinamente en cierto modo de obsesión, y finalmente cómo desemboca en una dependencia vital absoluta que siente la narradora hacia el escritor que, al ser descubierta gracias a la lectura de la carta, irremediablemente hará reflexionar profundamente a éste último.

El sumergirse en las escasas setenta páginas de este relato nos supondrá una buena prueba de lo que un escritor con talento puede llegar a conseguir, llegando a dignificar la profesión, y al mismo tiempo nos hará tener en cuenta a Zweig como un autor de futuras lecturas. Además de ello, cada vez que vez el símbolo utilizado por Zweig de la rosa blanca, probablemente hará regresar a mi memoria “Carta de una desconocida”.




11 comentarios:

  1. Al conocer la historia de antemano porque había visto la película, el libro no me impresionó tanto como a la gente que se acerca a través de él a la historia. Pero es una lectura muy recomendable, que en unas pocas páginas describe sentimientos muy intensos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no vi la película, pero como siempre que termino un libro, me entran ganas de verla...

      Eliminar
  2. Ya que no he visto la peli, me voy a animar con el libro. Has conseguido que me llame la atención :)

    ResponderEliminar
  3. Me llama mucho la atención lo que nos cuentas. Me lo llevo bien anotado!
    Muchas gracias por tu recomendación!!
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una lectura corta, seguro que te gusta... Gracias a ti!!!

      Eliminar
  4. Una de mis novelas favoritas =)
    Me encantó, la verdad que todo lo que llevo leído de este hombre me ha gustado bastante, aunque me quedo con esta y con Mendel.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues habrá que tener en cuenta Mendel para futuras lecturas. Gracias!!

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Pues cuando tengas un par de horitas entre libros...

      Eliminar
  6. Me encantaron cada una de las 70 páginas de este libro. Un saludo.

    ResponderEliminar