lunes, 1 de abril de 2013

Autores incansables.


Todos conocemos autores cuya producción literaria a lo largo de su carrera terminó siendo muy escasa, e incluso algunos autores que obtuvieron celebridad habiendo publicado un solo libro.

En contraposición a este tipo de autores, nos encontramos con escritores que son o fueron capaces de comenzar y terminar un libro en unos pocos días, don que les llevó a aumentar su biblioteca hasta límites descabellados. En la mayoría de los casos es inevitable la aplicación de una regla de tres inversa, es decir, a mayor número de obras publicadas, menor la calidad literaria de las mismas…


También existen escritores que, pese a haber publicado gran cantidad de obras, obtuvieron cierto reconocimiento del mundo literario. El escritor francés Julio Verne es buena prueba de ello, y, aunque la primera novela que escribió (“París en el siglo XX”) fue rechazada y no se publicó hasta casi noventa años después de su muerte, el autor de “20.000 leguas de viaje submarino”, “Viaje al centro de la Tierra”, “La vuelta al mundo en 80 días”, “Miguel Strogoff” y tantos otros libros elevó su cuenta, entre libros publicados en vida y póstumos, a la nada desdeñable cifra de 92. El reconocido como uno de los más célebres autores de ciencia-ficción también es el segundo autor más traducido de todos los tiempos.

El honor de ser el primer autor en cuanto a número de traducciones, lo obtuvo la británica Agatha Christie, de la que se llegaron a hacer nada menos que 4.185 traducciones de sus novelas, la mayoría de género de misterio o policíaco, con sus personajes Miss Marple o Hercules Poirot, aunque también cultivó las novelas de género romántico. No nos debe asustar tan alta cifra, ya que la Reina del Crimen no llegó a alcanzar la centena de libros publicados…

Esa cifra se nos antoja modesta, si la comparamos con la lograda por Georges Simenon, escritor belga nacido en 1.903 y muerto en 1.989, cuyo personaje más reconocible es el Comisario Maigret, y que llegó a publicar aproximadamente unos 220 libros. Cantidades como ésta y otras hacen que la vida de Simenon parezca una vida de cifras disparatadas, si tenemos en cuenta que llegó a publicar libros nada menos que con 27 seudónimos, que llegó a vender 550 millones de ejemplares,  y por último si damos crédito a la cifra de mujeres que, según el propio autor, fueron amadas por él: unas no muy bien documentadas 30.000.

Como vemos, algunos escritores centran la mayor parte de su obra en un único género, al igual que lo centró Isaac Asimov, nacido en la URSS y nacionalizado estadounidense y considerado, junto a Arthur C. Clarke, Robert A. Heinlein y el anteriormente mencionado Julio Verne, uno de los grandes de la literatura de ciencia-ficción. Así, dedicó gran parte de sus libros a temas como la robótica, o la opresión social, que a menudo sufrían los miembros de la raza humana. Sin embargo, también dedicó parte de su prolífico tiempo a instruir sobre Matemáticas, Química, Astronomía e Historia, terminando su biblioteca con la increíble cifra de 429 publicaciones.

Las cantidades que estamos manejando pueden llegar a parecer disparatadas, pero hay que tener en cuenta que no son ni mucho menos las más altas de la historia. Así, nos sorprendemos al encontrarnos con Barbara Cartland, escritora británica que murió en el año 2.000 antes de cumplir los 99 años, y que dedicó su carrera a las novelas románticas. Era un personaje curioso en la sociedad inglesa, y tiene el honor de ser la autora con mayor número de ventas en su país. Declaró en su momento que tardaba dos semanas en escribir una novela, y si tenemos en cuenta que nos dejó la cantidad de 723 libros, hemos de suponer que escribió durante más de 28 años…

Desconocemos el tiempo que dedicaba Lauren Paine a escribir, pero lo que sí es un dato conocido respecto a la polifacética escritora estadounidense, es que llegó a publicar más de 900 libros en su vida, muchos de ellos publicado bajo docenas de seudónimos. La mayor parte de ellos eran de temática western y, otra vez, romántica; sin embargo, también publicó libros de ciencia-ficción, misterio, o incluso de historia militar.

Antes de terminar, vamos a conocer al escritor vivo que más libros ha publicado. Se trata del escritor brasileño de origen japonés Ryoki Inoue, nacido en 1946 y que, desde 1986, se dedica a escribir libros de bolsillo de diferentes temáticas, entre ellas amor, ciencia-ficción, guerra, western… También es un usuario habitual de seudónimos, llegando a publicar con 39 diferentes. Hasta el momento (¿?) es el autor de 1.086 libros.

No sabemos si llegará a vender los 400 millones de ejemplares que vendió la siguiente autora, considerada la autora más leída del idioma en el que están escritas estas líneas, María del Socorro Tellado López, conocida en el mundo de las novelas románticas como Corín Tellado. La autora asturiana, fallecida en 2.005, llegó a superar la mareante cantidad de 4.000 publicaciones. El publicar novela romántica (en ciertos capítulos subida de tono) durante la dictadura franquista hizo que esa cifra no fuese más elevada, ya que, como ella misma decía, “me llegaron a rechazar cuatro novelas en un mes”.

Como hemos visto con las anteriores (y oficiosas) cifras, hay autores a los que no cuesta nada producir decenas de obras durante un año, y evidentemente ello afecta a la calidad de su obra. De todos modos, creo que, a espera de lo que pueda llegar a hacer Ryoki Inoue, las cifras más altas difícilmente serán superadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario