miércoles, 28 de noviembre de 2012

"El abuelo que saltó por la ventana y se largó", de Jonas Jonasson.



“El abuelo que saltó por una ventana y se largó”, de Jonas Jonasson.

El día en el que va a tener lugar la celebración del centésimo cumpleaños de Allan, en la residencia de ancianos en la que reside, el anciano decide abandonar el lugar del modo que nos indica el título del libro. En una estación de autobuses, recibe el encargo de cuidar de una maleta y, al darse cuenta del contenido de la misma, emprende una alocada huída que lo llevará a través de una sucesión de peligrosas situaciones, en las que añadirá personajes que le acompañen en la escapada…

Mientras se suceden dichas aventuras, Allan va repasando el siglo que vivió, y con ello el autor nos pasea por los hechos más importantes del siglo XX, siempre con Allan como el disparatado protagonista, en donde conocemos a Franco, Stalin, Churchill, y un sinfín de personajes célebres que “compartieron” vivencias con nuestro protagonista.


Comencé el libro atraído por lo extraño del título, y tras comprobar que era reiteradamente recomendado por multitud de lectores. He de decir que el comienzo me encantó, con una forma fresca de escribir, y un humor disparatado y absurdo que hizo que me enganchase a su lectura. Sin embargo, a medida que fui sumando páginas al inicio y restándoselas al final, la lectura se me hizo cada vez más pesada y repetitiva, invitándome en todo momento a abandonarla definitivamente…

En definitiva, es una buena idea, un buen argumento, un humor atractivo… todo ello llevado a cabo de una forma errónea y cansina. Teniendo en cuenta los miles de libros maravillosos que hay para leer, podemos dedicar nuestro tiempo a otros títulos…

No hay comentarios:

Publicar un comentario