jueves, 15 de noviembre de 2012

Carpeta de “Favoritos”





A lo largo de una vida, los gustos literarios van variando a la par que aumenta la experiencia, tanto vital como literaria, de una persona. Así, algunos libros que nos apasionaban hace unos años van perdiendo fuelle en nuestra memoria, hasta desaparecer de ella, e incluso libros que defendíamos a capa y espada no hace mucho se convierten en incómodos compañeros de obras imprescindibles.

También existen las publicaciones que, por diferentes motivos, no nos llamaron lo suficiente la atención como para decidirnos a leerlos (a pesar de reiteradas recomendaciones de amigos y conocidos) y que, una vez leídas, se convierten en aliadas para nosotros, como si fuesen amigos de larga duración.


Entre los libros que me marcaron y hace años que “viajan” conmigo se encuentran “Al este del edén” y “Las uvas de la ira”, de John Steinbeck. El primero de ellos me hizo reconciliarme con la literatura y descubrir la maravillosa cosecha de escritores que surgió en los EEUU en la primera mitad del Siglo XX, y que tantas páginas inolvidables nos legó. Puedo añadir a este tipo de literatura “De ratones y hombres”, también de Steinbeck, “Luz de agosto”, de William Faulkner, "El gran Gatsby", de F.S. Fitzgerald, y “Matar un ruiseñor”, de Harper Lee,  libros que, aunque los leí recientemente, creo que serán dignos acompañantes de los anteriores en mi “Carpeta de Favoritos” durante bastantes años.

Cruzando el Océano Pacífico, me encontré con una literatura totalmente diferente, aunque tanto o más gratificante para mí que la anterior, de la mano de Yukio Mishima y su “El marino que perdió la gracia del mar”. Le tengo especial cariño, porque es el que me abrió la puerta a la lectura de otras obras del mismo autor, como “El rumor del oleaje” y “Nieve de primavera”. Una literatura repleta de tradición y sentimiento lejos de la visión que tenía hasta entonces de la cultura oriental…

Sería injusto dejar de lado a “El médico”, de Noah Gordon que, aún siendo consciente de que no posee la calidad literaria de los anteriores, me abrió los ojos a favor de las novelas históricas, que tantos buenos ratos me han hecho pasar, con sus descripciones de costumbres, personajes y hechos pasados… Semejante injusticia resultaría dejar de mencionar “El guardián entre el centeno”, de J.D. Salinger, compañero de mis lecturas desde hace más de 20 años…

Supongo que dentro de unos años, el listado de mis favoritos habrá variado, cayendo algunos de los libros que se encuentran en él, y apareciendo algunos otros que son recomendados repetidamente por mucha gente y que todavía no tuve ocasión de leer, y algún que otro que todavía no ha sido escrito….

En cuanto a vuestra carpeta de favoritos, ¿qué libros contiene?

4 comentarios:

  1. Oh, Dios mío!!! Me olvidé de "Manhattan Transfer", de John dos Passos, de "La conjura de los necios", de J.K. Toole, de "Cien años de soledad", de Gabriel García Márquez, de "Los renglones torcidos de Dios", de Torcuato Luca de Tena.... Menos mal que todavía los tenía en la Papelera de Reciclaje...

    ResponderEliminar
  2. Jo Daniel !!! Tenemos un montón en común !!! Aunque eso sí..."El médico" no me ha llamado nunca la atención y con "Cien años de soledad"...sin comentarios... :-)

    ResponderEliminar
  3. Tengo una buena lista para recomendar pero de verdad no te sabria decir. La catedral del mar,La princesa de hielo,Las tres heridas,Dime quien soy,La bibliotecaria de Auschwitz,En el pais de la nube blanca,Su mano sobre mi frente,El mercader de alfombras uffffff y un monton mas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wow, Patricia, solo leí uno de tu lista, me apunto el resto para futuras lecturas!!!

      Eliminar