sábado, 13 de octubre de 2012

"De ratones y hombres", de John Steinbeck



“De ratones y hombres”, de John Steinbeck.

Hoy me pongo con otro libro de uno de mis autores fetiche, y se trata de una de sus obras cumbre, junto con “Las uvas de la ira” y “Al este del edén”.

En “De ratones y hombres”, Steinbeck nos coloca en los durísimos años 20, tiempos de precariedad y hambre, que el propio autor sufrió, (fue vagabundo y trabajador temporero durante varios años), y nos presenta a dos de esos braceros sin formación y al borde de la indigencia que vagan de rancho en rancho…


George Milton es un hombre inteligente y muy capaz, que se ocupa constantemente del cuidado de Lennie Small, un hombre fortachón y capaz de realizar los trabajos más duros, pero con una limitada capacidad intelectual, que le lleva a provocar numerosos problemas. Entre los dos existe una fortísima relación de amistad y dependencia, que marca el transcurrir de la novela.

 Llegan al rancho Tyler en busca de una nueva oportunidad de enderezar sus vidas. Todo hace pensar que se va a cumplir el sueño de George de algún día poseer un trozo de tierra para no depender de nadie, y en él poder ocuparse de Lennie y protegerlo de sí mismo y de los demás. El sueño de Lennie y de su simple mente es poseer algo suave para poder abrazarlo…

Steinbeck nos ofrece una novela dura, durísima, con unos personajes construidos con solidez y una trama que nos va envolviendo sin que nos demos cuenta. Un relato de sufrimiento y sobre todo de amistad, que remata con un final que difícilmente olvidará el lector. Hecha con mimo y con precisión, en un lenguaje duro y agresivo que en su país de origen provocó y sigue provocando controversia, aunque no le impide ser de lectura obligatoria para los estudiantes. Todo un clásico a pesar de sus escasas páginas.

Es el libro perfecto para iniciarse en el mundo Steinbeck.

2 comentarios:

  1. Es uno de los libros que más me han impactado. Sobresaliente.

    ResponderEliminar
  2. Desde luego es buenísimo, Sandra, como otros de Steinbeck.

    ResponderEliminar